Home » important » Odisea ‘de cine’ en el espacio: Así fue el rodaje de la primera película en órbita

Odisea ‘de cine’ en el espacio: Así fue el rodaje de la primera película en órbita

Publicado:

La actriz Yulia Peresild y el director de cine Klim Shipenko permanecieron 12 días en la Estación Espacial Internacional, donde grabaron 40 minutos de película.

La actriz Yulia Peresild y el director de cine Klim Shipenko regresaron este domingo a la Tierra tras pasar 12 días en la Estación Espacial Internacional (EEI) grabando escenas para la primera película rodada en órbita. Desde que se anunció la insólita misión, supuso un gran reto para la tripulación y los coordinadores, en sintonía con el título del drama espacial, que lleva por título ‘Výzov’ (‘Desafío’, en ruso).

Dirigida por el cineasta ruso Klim Shipenko, la película cuenta la historia de una doctora que se ve obligada a viajar a la plataforma orbital para salvar la vida de un cosmonauta, pese a que solo cuenta con un mes para prepararse para la arriesgada misión.

El pasado 13 de mayo trascendió que Yulia Peresild, elegida entre más de 3.000 candidatas, consiguió el papel al superar las pruebas artísticas y médicas. Antes del viaje, Peresild y Shipenko tuvieron que pasar por un duro entrenamiento, mostrando siempre su determinación de seguir adelante con la misión. Prueba de ello es que durante los entrenamientos el director perdió 15 kilos.

Otros miembros de la tripulación rusa de la EEI, Oleg Novitski, Piotr Dubrov y Antón Shkáplerov también han participado en el rodaje de ‘Výzov’. “Klim ocasionalmente cambia el guión, hace mi papel más difícil”, reveló el cosmonauta Antón Shkaplerov. “No es fácil para nosotros, actores ‘amateur’, pero hacemos todo lo que podemos”, añade.

¡Сámara, acción! ¡Vamos!

Tras obtener la autorización de una comisión médica, Shipenko y Peresíld llegaron a la EEI el pasado 5 de octubre, junto con Antón Shkaplerov, a bordo de la nave Soyuz MS-19, que despegó del cosmódromo de Baikonur y voló durante 3 horas y 31 minutos hasta alcanzar la plataforma espacial. Sin embargo, dado que la Soyuz MS-19 no pudo acoplarse a la EEI automáticamente, el cosmonauta Shkaplerov tuvo que recurrir al acoplamiento manual. Una vez en la EEI, el cosmonauta y el equipo de rodaje fueron recibidos por el comandante de la estación espacial, Thomas Pesquet, y otros miembros de la tripulación.

“Es imposible de creer lo que está pasando”, confesó Shipenko al llegar a la estación.

Sin embargo, como destacó el jefe de Roscosmos, Dmitri Rogozin, no se trata de un viaje turístico, ya que la actriz y el director rusos “están trabajando todo el tiempo, incluso en detrimento del sueño” para grabar unos 40 minutos de tiempo de pantalla.

Asimismo, el equipo de rodaje aprovechó su estancia en la EEI para observar y ayudar con las tareas diarias y diversos experimentos, así como el diagnóstico del funcionamiento correcto de la plataforma.

El regreso del equipo de filmación ruso a la Tierra se vio amenazado dos días antes de la fecha prevista, cuando la EEI temporalmente perdió la orientación debido al diagnóstico de los motores de la nave Soyuz MS-18. La tripulación logró mantener la situación bajo control y recuperó la orientación al apagar los motores en el segmento ruso de la plataforma orbital.

Por tanto, Shipenko y Peresíld pudieron volver a la Tierra sin contratiempos este domingo a bordo de la nave espacial Soyuz MS-18 que aterrizó a las 4:35 UTC en las proximidades de la ciudad de Zhezkazgan en Kazajistán. 

Se estima que el director y la actriz rusos podrán necesitar un período de recuperación de unos 10 días, durante los cuales pueden experimentar dificultades en movimiento o presión sanguínea fluctuante. “Pienso que dentro de una semana ya estarán en forma. Al octavo día ya se puede salir a escena”, bromeó el jefe adjunto del Centro de Entrenamiento de Cosmonautas, Oleg Kononenko.

“Pienso que ahora, sin duda, aparece la oportunidad de utilizar el lenguaje de la cinematografía, no solo del cine documental […] en otras misiones espaciales”, expresó Rogozin. “Por mucho tiempo que exista la humanidad, siempre va a aspirar a esta expansión en el espacio“, aseguró el jefe de Roscosmos.

Está previsto que la película, que ha sido descrita como un proyecto científico educativo, se estrene en 2022.